Dinastía de los Severos I
 
Septimio Severo: Gobernador de Pannoia e Iliria en el reinado de Cómodo, tras su muerte juró fidelidad a Pertinax. Tras la muerte de éste, las legiones a su mando le nombraron emperador en Caruntum. Venció a Juliano, Pescenio Niger y Albino, erigiéndose en vengador de Pértinax. Murió a los 65 años.

Caracalla: Ha pasado a la historia por su apodo, que no aparece ni en monedas ni en monumentos, y que alude al manto céltico con capuchón que puso de moda. Hijo de Septimio Severo y Julia Domna, accedió al trono en 211 a la muerte de su padre en York, junto con su hermano Geta, pero haciendo caso omiso de las disposiciones de su padre, terminó asesinando a su hermano. Fue asesinado en 217 dC por un pretoriano a quien había ofendido, al parecer instigado por Macrino.

Geta: Hijo menor de Septimio Severo y Julia Domna, fue investido Cesar a la par que su hermano Caracalla en 198, obteniendo además los títulos de Princeps Iuventutis y Pontifex. En las monedas aparece con los nombres de Septimio y Antonino. Fue asesinado por su hermano en 212 dC.